• Radiofrecuencia facial (incluye cuello y escote) activa el colágeno y la elastina, afina líneas de expresión, aporta luminosidad y reafirma el óvalo facial.
  • Radiofrecuencia corporal, tersa, mejora y unifica el tono de la piel, activando el riego sanguíneo y mejorando la elasticidad de la zona tratada.
EnglishSpanish